ser feliz
Enseñanza, Padres

Anteriormente, tocamos el tema sobre los hábitos cuando hablamos sobre cómo cuidar tu salud por medio de éstos. Pero, hoy te daremos una forma de cómo ser feliz desarrollando hábitos. Es decir, trabajando día a día en conseguirla de manera muy sencilla.

Dean Graziosi en su libro “Millionaire Success Habits” estableces que, la mayoría de las personas, no tenemos un “sistemas para ser felices. De esta forma, nos sumergimos en las responsabilidades, en el trabajo, la familia, las deudas, las ganas de tener éxito. Pero, descuidamos una parte fundamental: nuestra felicidad.

Qué es la felicidad

Probablemente entremos en terreno áspero porque cada persona puede tener un concepto distinto de cómo ser feliz. Para algunos está en alcanzar el éxito profesional, laboral o económico. Para otros estará en las relaciones afectivas y, no faltará quien, la halle en los aspectos más sencillos que la vida nos ofrece.

Pero, de acuerdo al diccionario de Oxford, la felicidad es un estado de ánimo en el que las personas se encuentran plenamente satisfechas por disfrutar de lo que desea o por gozar de algo bueno.

Dicho de otro modo, es ese estado emocional que logramos (o sentimos) cuando alcanzamos nuestras metas, deseos o propósitos. Y como dijimos, cada individuo tendrá sus propias razones para lograr este estado, es decir, para ser feliz.

El problema de la felicidad

Uno de los problemas es que, con el ritmo actual y las condiciones bajo las que vivimos en la sociedad moderna, nos han “vendido” la idea de que la felicidad la encontraremos “adquiriendo” productos y servicios. O simplemente, que la felicidad se encuentra “fuera” de nosotros.

Así, muchas personas creen que la felicidad la hallarán cuando tengan su propio negocio, o cuando encuentren a una pareja, o cuando logren cambiar de automóvil. Y así, la lista podría ser interminable. Sin embargo, se debe de partir de la premisa que la felicidad es un estado de ánimo, por lo tanto, es una cuestión interna e individual.

De hecho, Graziosi realiza la siguiente pregunta: ¿y qué tal que la felicidad es el prerrequisito para todo lo demás? ¿qué tal que para ser exitoso, tener abundancia y prosperidad, amor y pasión, es necesario que primero seamos felices?

De esta forma, si no logras ser feliz por el simple hecho de serlo, no habrá suma de dinero suficiente que te la dé. Ni tu pareja, ni una casa nueva logrará que seas feliz.

Por lo tanto, primero se debe de “trabajar” en ser felices. Es por eso que es tan importante contar con hábitos que nos ayuden a lograrlo. Como dice Wayne Dyer: “no hay camino para la felicidad, la felicidad es el camino”.

3 hábitos para ser feliz

1. Define cómo es la felicidad para ti.

Lo primero que tienes que hacer es establecer cómo se ve, cómo se siente y cómo se escucha la felicidad para ti (estilos de aprendizaje). Desde el fondo de tu corazón ¿qué es lo que te hace feliz? ¿Qué es eso que haces y disfrutas que hace feliz a tu corazón?

Te sugiero que, cuando respondas a estas preguntas, escribas las respuestas con puño y letra y que no lo hagas desde una base en la que te compares con alguien más. Recuerda: lo que para esa persona significa ser feliz, no es lo mismo que para ti.

Escribe toda una lista de cosas, pequeñas y grandes que te hagan sentir feliz. No escribas metas u objetivos. Recuerda esos momentos en los que has logrado este estado de ánimo. Tal vez sean pocos, pero, créeme, los hay. Recuerda cuando eras niño o niña, seguramente habrá muchos momentos felices.

¿Qué te hace sonreír? ¿qué te hace sentirte en paz?

2. Aprende a vivir en el presente

Un tema muy de moda, pero también muy cierto. La mayoría de las personas acostumbramos vivir con remordimiento del pasado, o bien, con preocupación del futuro. Y de esta forma, dejamos escapar justo este instante “presente” en el que vivimos y no logramos nunca disfrutar verdaderamente de nuestras vidas.

“Seré feliz cuando mis hijos o mi pareja cambien”. “Seré feliz cuando logre el aumento de sueldo y pueda comprar la casa de mis sueños”. “Seré feliz cuando pierda peso”. Etc, etc, etc. Y así, nunca logras ser feliz en el “presente” porque siempre esperas a que algo suceda, ¿y qué tal si eso que esperas nuca llega?

No le des el poder de tu felicidad a ciertas “condiciones”. Elige ser feliz en este mismo instante. Cuando vives en el ahora, encontrarás paz y felicidad.

¿Se te hace muy difícil? quizá lo sea, pero, si realmente quieres ser feliz, dale una oportunidad. Algunas actividades que te pueden ayudar a vivir el momento son la meditación y yoga. Pruébalas, puede valer mucho la pena.

3. Deja de pensar de más.

El “sobre-pensar” no llega a paralizar y, al final de cuentas, terminamos por no hacer nada. La mayoría de las veces pensamos en algo porque suele ser importante para nosotros. Tal vez la decisión de emprender un nuevo negocio. Nuevamente, empezamos a pensar demasiado en el futuro y, sobre todo, en todo aquello que “puede” salir mal.

Nos llenamos de dudas, de miedo e incertidumbre y terminamos por quedar paralizados. Lo peor, queremos hacerlo pero seguimos pensando demasiado y no hacemos nada. Terminamos por culparnos y por tener un resentimiento contra nosotros mismos por no llevar a cabo esa meta que queríamos realizar.

Así que, lo mejor que puedes hacer es “aprender” lo que te haga falta, eso te dará más confianza y seguridad y actuar. Si tu corazón que dice que actúes, ¡entonces actúa!

Un tema bastante interesante, ¿no es cierto? Y aún hay otros hábitos más para ser feliz. Escríbeme en los comentarios si te gustaría conocerlos.

No olvides suscribirte a nuestro boletín. ¡Nos leemos pronto!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú